Seleccionar página
En Menudos Encuentros se respiró solidaridad para Aspanoa

El domingo vivimos un día muy especial. Pudimos compartir en familia un día repleto de solidaridad, de juegos, de aprendizaje, de diversión y mucho, mucho cariño. En Menudos Encuentros se respiró solidaridad para Aspanoa.

Esta Jornada planteada para aportar soluciones familiares en los ámbitos más sufridos en la pandemia: educación digital, reconexión, viajes, conciliación, bienestar emocional… Comenzó con la solidaridad de Squad Cierzo y los viandantes que, desde la admiración por este grupo, quisieron plasmar el momento a través de una fotografía y, a su vez, contribuir con la hucha de Aspanoa. ¡Consiguieron llenarla!

Poco a poco, los talleres de los más peques comenzaron a coger color con las manualidades didácticas de Con Peques en Zaragoza y CuentasCientificas , le dieron ritmo y sonido al lugar con Festival Tocando El Cielo y jugaron aprendiendo con Planetario y Museo de Matemáticas, este espacio sorprendió a las familias gratamente por su diversión y practica de una materia como es matemáticas que arrastra la fama de ser aburrida.

 

 

El evento fue inaugurado por la Directora General de Igualdad y Familias del Gobierno de Aragón, Teresa Sevillano, quien aseguró que este tipo de eventos son necesarios para ayudar a asociaciones tan queridas en Aragón como es Aspanoa y la necesidad de buscar soluciones en Familia donde las instituciones deben darles respuesta. Natalia Belmonte, directora Comercial de Innova Eventos Zaragoza, nos recordó la labor que realiza esta asociación y agradeció la asistencia y la colaboración a todos los que, de una manera u otra, ayudaron a que Menudos Encuentros se hiciera realidad un año más. En representación a la gran familia que forma Aspanoa, Juan Carlos Acín envió un mensaje de agradecimiento de parte de todos los miembros que forman la asociación, a pesar de que, el agradecimiento es nuestro por su gran labor. Finalmente, el hogar de Menudos Encuentros, se ubicó en el edificio Grupo San Valero, quienes con la voz de Carmen Sánchez, guiaron y presentaron el evento, además de ser unos anfitriones excepcionales.

 

 

Menudos Encuentros continuo entre juegos reciclados y sensoriales de Dingolondango para los más peques de la familia, competiciones de aprendizaje digital con INCIBE y su concienciación acerca de los peligros en la red y, por supuesto, sin olvidar el epicentro del evento, la gran cadeneta de Aspanoa que entre colores y caras divertidas dio alegría al lugar.

Los más mayores tuvieron el placer de escuchar voces que hablan desde la profesionalidad y la experiencia. Johanna Saldón, periodista y bloguera de mamasviajeras, motivó a todos los asistentes a viajar y disfrutar en familia. Porque, si uno de los placeres de la vida es conocer el mundo. ¿por qué no hacerlo con las personas que más queremos? Compartiendo recuerdos y experiencias únicas que nos cargan de felicidad.

Paula Gracia Andrés, entre debates y anécdotas de lo más divertidas, nos hizo entender lo importante que es la educación digital, y como debemos actuar como responsables de nuestros hijos, involucrarnos en sus procesos y entender el entorno para poder guiarles siempre hacia un camino mejor.

Finalmente, la psicóloga Silvia Álava, nos deleitó con una charla sobre educación emocional con la que logró llegar a lo más profundo de los asistentes, expresó la relevancia de saber cómo ventilar las emociones y también de validarlas para tener una buena salud mental.  Logrando que todos salieran de la sala valorando el presente y con motivación para transmitirlo a los más peques de la familia.

Entre charlas y actividades también se pudo disfrutar de talleres de aprendizaje como el que dio Psicología Mente Libre acerca de los adolescentes o el taller de Mindfulness que aportó Aserhco.

La jornada terminó con la actuación del Coro Infantil del Conservatorio Municipal Elemental de música, que consiguió emocionar con sus voces a todos los asistentes y que cerró el evento con tanta elegancia, como amor se podía respirar en el aire.

 

 

 

 

Finalmente, después de toda la resaca emocional nos toca daros las gracias a todos los participantes. En primer lugar, a los expositores, ponentes y patrocinadores que hicisteis que la jornada tuviera sentido. Juegos, charlas, y muchas ganas de ayudar a la causa.

En segundo lugar, una mención especial a Grupo San Valero, que nos acogieron con tanta atención y que no dudaron en ser parte de la familia de Menudos Encuentros y su colaboración con Aspanoa. De igual forma, reconocer el apoyo del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza.

Finalmente, GRACIAS, en mayúsculas, a todas las personas que os pasasteis y aportasteis vuestro granito de solidaridad. Sin vosotros no hubiera sido posible.

Os dejamos un video con una recopilación de pequeños momentos que llenaron el día de solidaridad, diversión y educación en familia.